lunes, 28 de septiembre de 2009

311

He estado intercambiando poesía con un grupo de chicos de edad menor. No encuentro ningún quiebre generacional (apenas son poco más de 5 años de diferencia), pero hay una clara diferencia entre estos muchachos y lo que es ahora mi promoción, básicamente porque ellos pueden ser lo que pudimos nosotros hace casi una década, pero que la mayoría a mi alrededor ya han perdido. Es difícil seguir escribiendo, es mal visto escribir cuando se es un adulto, profesional, serio, incluso, o más aun, en la carrera de Literatura. En cambio, es muy normal, romántico, psicológicamente justificable como parte del desarrollo de la autoestima de una persona, el escribir en la adolescencia temprana y tardía. Madurar malogra la conciencia de muchos poetas posibles, y salva del ridículo a tantos otros que nunca debieron serlo. Como poeta viejo me queda refugiarme en un ambiente donde aun hay algo de vida, regresionando para huir de la muerte que se acerca a cada paso, tan callando.
Las reuniones se realizan en un establecimiento privado, aunque a menudo con invitados externos, y resultan bastante más grandes que lo que suele haber en un centro cultural, de esos que andan medio vacíos.
El "colectivo" lleva el número de un salón de clases en el que suelen reunirse ya que, al parecer, no tienen nada más en común. Casi igual que el caso Elisión. Lo extraño es que aun permanezcan juntos sin tener ninguna relación entre ellos. Acaso sea problema generalizado del sujeto posmoderno, del arte después del arte, el no poder formar ismos y asociaciones. Pero eso del sujeto como siempre es una gran idiotez. Podría decirse que la posmodernidad es un hecho social más que personal y así afecta las posibilidades de asociarse de las gentes. Pero tampoco porque, para empezar, la posmodernidad no es un hecho de ningún tipo, solo un ismo en sí mismo, que, nuevamente, prueba lo contrario a lo que sostiene.

viernes, 18 de septiembre de 2009

¡Carboncito!

El sábado 26 de setiembre se presenta el número 12 del excelente fanzine de historietas Carboncito, revista ya con una notable trayectoria y mucho más por venir. Lo forwardeo también por este medio. Se anuncian actividades:

7:00 videos experimentales, cortos de Osamu Tezuka.

8:00 presentación de la revista Carboncito 12
8:30 video de fotos del avión Garcia.

8:45 Los Paltas, acústico.

9:00 Los Aeropajitas, acústico

Ingreso: Libre

Lugar: Sucre 101, Barranco, a una cuadra del Parque Municipal.

Contraseña: ¡Quiero el nuevo Carboncito!

¡¡¡Están cordialmente invitados a participar de esta celebración!!!

Vayan ustedes, yo puede que no pueda.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Lugar de enunciación

La mayoría de poemas consagrados, o de protagonistas grandilocuentes y pretenciosos, las cosas de aquellas gentes, vienen impresos en un papel y son una sucesión de palabras muertas reiterando cosas evidentes o salmodeando fórmulas vacuas.
En los recitales, algunos poemas de autores desconocidos, esos poemas tuyos, parecen tener mucho más detrás, alguna idea profunda que flota por entre las palabras desordenadas que no denotan, pero arden como runas de fuego en la piel.
Los poemas propios son bricolages torpes de palabras imperfectas que nunca alcanzan a acercarse realmente a un concepto incompleto y amorfo.

¿Será esto el lugar de enunciación?

viernes, 11 de septiembre de 2009

Historietismos

Ayer tuve ocasión de conversar largo y tendido con Pablo Marcos, dibujante de la Marvel desde hace varios años para títulos como Conan el Bárbaro, Tales of the Zombie y ocasionalmente Hulk y los 4 Fantásticos, entre tantos otros; y con Horacio Lalia, historietista argentino, autor de Nekrodamus y varios otros personajes originales.
Mañana estarán presentándose en el día de la historieta peruana en el centro cultural de la pucp, donde habrá diversos conversatorios y talleres desde las 2 hasta las 10 pm.

Por otra parte, el jueves 17 a las 12:30 habrá también conversatorio sobre el contraste entre animación e historieta en oriente y occidente, con Melvin Ledgard, Eduardo Marisca y los hermanos Sotomayor en Estudios Generales Letras de la PUCP. Organiza el grupo Bunka Yûgô.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Racismo Metal

Dimu Borgir y el genialogismo vikingo, que es después de todo una consecuencia de la deplorable naturaleza gregaria de los humanos mortales. Considerar los orígenes europeos y quizás parcial arraigo de la estética gótica, así la piel pálida como acercamiento a la muerte junto con otros detalles clasicistas de belleza pervertida y brujería que se pretenden tradicionales y a menudo se asocian a las heladas y noches inmensas de los climas nórdicos.
Sin embargo, el metal no tiene en lo absoluto orígenes vikingos ni mucho menos, se lo disputan en todo caso entre Black Sabath y Iron Maiden (o quizás musicalmente aunque no ideológicamente se puede remitir a Led Zeppelin) por lo que, como de costumbre, todo purismo es falaz y lo bueno nace no de lo "tru" sino del cruce, la hibridación y la perversión. Es bien sabido que los perros chuzcos son más recios e inteligentes que las razas de criadero con sus enfermedades genéticas. Mi maestro en el metal no por nada llevaba el nombre de la Colla con orgullo. Semejante concepto a Illapa. Por ahí alguien me decía que cantaban en quechua, cosa que en este y otros ejemplos no se da, así que aún está por verse. Pero igual está bueno esto:

También, por otros extremos, tenemos a Onmyouza, power con kimonos, bastante bien.